¿Sabías que dispositivos como impresoras, televisores y hornos usan electricidad incluso cuando no están encendidos? De hecho, casi el 25 por ciento de la energía utilizada por los dispositivos electrónicos consumen energía cuando se apagan.

Si el costo de tu recibo de electricidad es más alto de lo que debería y no sabes por qué, seguramente lo que está sucediendo es que tienes una fuga de electricidad. Puedes detectar fugas importantes al encender los interruptores, pero encontrar cargas fantasmas requiere un procedimiento diferente utilizando un dispositivo que mide el uso de energía en receptáculos individuales.


Puedes saber si tienes una fuga realizando lo siguiente: Apaga el interruptor principal de la caja de interruptores y mira el medidor eléctrico. El medidor no debe estar funcionando; si es así, ha descubierto la fuga. Está en algún lugar entre los cables de alimentación y el panel, debes repararlo de inmediato con ayuda de un electricista.


Una de las mejores formas de evitar fugas de electricidad es asegurarse de que los dispositivos estén completamente apagados cuando no estén en uso. Actualmente existen algunos productos nuevos excelentes que están diseñados específicamente para evitar esto. Los enchufes inteligentes, los protectores contra sobretensiones inteligentes y los temporizadores pueden ser sus socios para ahorrar energía.


Sin embargo, nuestra mejor recomendación es que tanto si tu reparas la fuga, como si lo hace alguien más, cuenten con productos y herramientas de la mejor calidad del mercado, como los que encuentras en Distribuidora y Compañía El Yunque.